Posts tagged temperaturas

Atención con el riego y el drenaje

El riego, al igual que la luz y la temperatura, son parámetros que dependen del origen de cada planta. En las plantas de interior, que suelen proceder de climas tropicales, debemos adoptar las siguientes recomendaciones:

  • No permitir que la tierra se seque completamente.
  • Hay que tocar la tierra, incluso escarbando si fuese necesario, y comprobar que permanece húmeda entre riego y riego. Esta recomendación no es necesaria en el caso de los cactos y algunas crasas, que son capaces de sobrevivir con altos niveles de sequedad.

flor

flor

A excepción de las plantas acuáticas, la mayoría de ellas prefieren la tierra húmeda. Hay que tener en cuenta que una planta de interior muere antes por exceso de agua, por ello el regarla continua y abundantemente puede ser incluso contraproducente. Hay plantas cuyo mejor sistema de riego es la “inmersión” del tiesto durante un momento, de forma que por capilaridad llegue el agua hasta el tallo. Después se extrae el tiesto del agua y se deja que escurra el sobrante.

Al momento de regar una planta que se encuentra en algún contenedor, debemos fijarnos si este posee orificios, en el caso que no lo tenga debemos aplicarlo nosotros, esto ayuda a que la planta pueda desalojar el agua sobrante.

En el caso que el contenedor sea de otro tipo de material como por ejemplo vidrio, debemos colocar antes de realizar la plantación una capa de arena o gravilla fina, la cual nos ayudará a ver si el agua esta estancada o no en el contenedor.

Leave a comment »

Temperatura según la especie y el origen

Determinar la temperatura adecuada para cada especie es otro factor de gran importancia, aunque puede establecerse una norma general para plantas de origen tropical, estas son las que utilizamos habitualmente como plantas de interior, y  por la cual temperaturas de entre 20º y 24º C. para el día, y de entre 18º y 20º C. para la noche, se considerarían adecuadas para un desarrollo normal.
Debemos considerar las siguientes precauciones: Alejar las plantas de las fuentes de calor o frío, la idea es no exponerlas a fluctuaciones de temperatura, por ejemplo en invierno cerca una ventana o de un calefactor.

En invierno y en climas de muy bajas temperaturas, las plantas de exterior no perennes (no poseen hojas durante todo el año) terminarán perdiendo sus hojas o muriendo. Si soportan las temperaturas y se sumergen en un periodo de reposo, en algunos casos renacerán o volverán a rebrotar durante la primavera.

chiflera de interior

Leave a comment »